Lunes a Viernes de 8:30 a 14:00 info@apepil.es

Diario de León 1-11-2018



El nuevo suelo liberado dentro del polígono industrial de León comienza a tomar valor. El consorcio, en el que se coordinan los ayuntamientos de la capital leonesa, Onzonilla y Santovenia de la Valdoncina, ingresará antes de final de años 2.109.522,85 euros y censará dos nuevas grandes empresas, Inversiones Subel e Inyección de Materiales Técnicos (Imatec), además de que registrará la ampliación de una tercera sociedad ya instalada en la segunda fase, Patatas Hijolusa. El saldo aparece como resultado del proceso de enajenación de parcelas promovido por el organismo, que en el último año acometió un plan de ordenación de espacios para ganar 101.415 metros cuadrados de terreno que empiezan a ocuparse por ahora con las tres ofertas registradas, pero que ha dejado vacantes las otras dos que se habían puesto en el escaparate de venta.

La parcela más grande se la quedará Subel. La empresa gallega, dedicada a las inversiones estratégicas, promoverá una nave desde la que desarrollar un proyecto relacionado con la logística. Su oferta, apenas 100 euros por encima de la licitación, dejará en las arcas del consorcio 1.006.499,5 euros por la adquisición de los 20.793,38 metros cuadrados de suelo, en las inmediaciones de la estación de la ITV, en los que implantar su apuesta empresarial.

Casi con la mitad de suelo, 11.201,67 metros cuadrados, contará para hacer su ampliación Patatas Hijolusa, que ya tienen en la actualidad una factoría en una parcela de 23.500 metros cuadrados y cuenta con una plantilla de 112 personas. El nuevo suelo que se apunta a la marca leonesa se ubica cerca de su fábrica actual, en la segunda fase del polígono industrial, y pagará por ella 813.241,02 euros, el tipo de licitación, para continuar con su estrategia de crecimiento empresarial ligado al cultivo, selección, envasado y comercialización de patatas.

La tercera implantación es un traslado. Después de avisar de que se iría del polígono de Los Avezales, en el municipio de Carrocera, porque no lograba licencia para su ampliación, Imatec ha decidido cumplir con la amenaza e instalarse en León. La empresa de inyección de plásticos se hace con una parcela de 4.789,79 metros cuadrados, que linda con la sede de la Asociación de Propietarios y Empresarios del Polígono Industrial de León (Apepil). Pagará por este terreno 189.782,29 euros, el precio tipo de licitación que habían marcado los responsables del consorcio.

Una decena de nuevos empleos

La implantación de los dos proyectos, más la ampliación de Hijolusa en una nueva parcela, reportará apenas una decena de nuevos puestos de trabajo, según consta en las ofertas presentadas. No evita para que su instalación en el polígono industrial de León suponga el traslado de sus actuales empleados, como se reseña en la documentación que tuvieron que aportar para poder participar en el proceso de enajenación de suelo.

Cerradas ya estas tres empresas, el consorcio se marca ahora como primer objetivo la enajenación de las dos parcelas por las que no presentó nadie oferta: una de 9.440,59 metros cuadrados y un tipo de licitación de 571.155 euros y otra de 5.641,23 metros y 341.294,41 euros. Al haber quedado desiertas, el organismo gestor puede resolver su venta mediante un negociado sin publicidad, siempre que las empresas interesadas aporten el precio mínimo de salida que se había fijado en el proceso.

Mientras se trabaja en la enajenación de este suelo, el consorcio ya se marca por delante sacar un nuevo procedimiento abierto para encontrar dueño a los cerca de 50.000 metros cuadrados que restan del plan de ordenación. Esta nueva terreno se apoyó en la cesión de la titularidad del tramo de la N-630 por parte del Ministerio de Fomento, lo que redujo los espacios libres que había que dejar con los viales. La idea es habilitar otras 11 parcelas de una media de 4.500 metros.

A la par, se aguarda a la respuesta de la Entidad Pública Empresarial de Suelo (Sepes), dependiente del Ministerio de Fomento, sobre la petición de ampliación lanzada por los consistorios. Después de constatar que han quedado fuera proyectos como la plataforma logística de Decathlon, que por falta de espacio se fue a Villadangos, el consorcio no quiere perder más oportunidades.



VER NOTICIA

COMPARTIR NOTICIA