Lunes a Viernes de 8:30 a 14:00 info@apepil.es

Diario de León 23-03-2015

Un año de gestiones y la elaboración de una base de datos actualizada que recoja la realidad de los polígonos industriales leoneses y el perfil de las empresas que en ellos se asientan. Es el trabajo que ha venido realizando la Asociación de Propietarios y Empresarios del Polígono Industrial de León (Apepil), con el objetivo de poner en marcha la primera Feria Interpolígonos de la Provincia de León.

Una iniciativa pionera a nivel nacional, que parte de la evidencia del desconocimiento que las empresas leonesas tienen de unas de otras; y del negocio que pierden encargando a compañías de otras zonas trabajos que realizan emprendedores locales. Crear sinergias entre el tejido empresarial local y fomentar la generación de negocio, riqueza y empleo entre las sociedades leoneseas es el objetivo que se ha fijado la asociación. Su presidente, Alberto Millán, ya llevó a cabo una iniciativa similar entre las empresas del propio polígono industrial de León.

«Es una pena que no se conozcan unas a otras, y que no se cree una red de cooperación que sería muy beneficiosa para todas ellas, y también para la generación de riqueza en la provincia».


OBSOLETA

El trabajo realizado durante el último año, que ha supuesto incluso la contratación de personas dedicadas específicamente a comunicar la iniciativa a las compañías ubicadas en los 33 polígonos industriales repartidos por la provincia de León, ha tenido que partir de la realización de un censo de empresas.

El resultado es que las infraestructuras industriales de la provincia acogen a casi un millar de empresas de todos los sectores y tamaños, que podrían beneficiarse de esta iniciativa. Apepil ha enviado un millar de cartas con la documentación para inscribirse en la feria, además de realizar centenares de llamadas telefónicas.

La feria se celebrará entre los días 8 y 10 de mayo, y la fecha de inscripción es hasta el 13 de abril. Está previsto que se ubique en las instalaciones de los depósitos de agua del polígono industrial de León.

Estos dos depósitos, que ahora gestiona Apepil, han sido vaciados, y su interior puede acoger a un total de 60 expositores. La asociación ha iniciado ya los trabajos para abrir puertas que permitan el acceso y comuniquen las dos estructuras; y prepara su acondicionamiento interior.

CONCURSO DE GRAFITEROS

Para la reforma del exterior está prevista la convocatoria de un concurso de grafiteros, que decorarán las paredes de los dos depósitos horizontales. Una obra que cambiará también el aspecto de esta parte del polígono, visible desde la carretera general (especialmente la conocida como «la copa», la estructura vertical que sigue acogiendo el servicio de agua).

Por otro lado, el consorcio del polígono industrial se ha comprometido a acondicionar la zona verde que rodea el depósito, y que se encuentra en estado de abandono. Esta parte acogerá varias jaimas, donde se ofertará el resto de los servicios para atender la feria.

El precio de inscripción de las empresas que quieran mostrar su actividad en los stands parte de 380 euros los tres días, y también se realizarán ponencias y otras actividades.

ESCASA RESPUESTA Y NINGÚN APOYO OFICIAL

«La feria interpolígonos pretende ser un escaparate privilegiado sobre los productos y servicios que ofertan las empresas de la provincia», señala el presidente de Apepil. Sin embargo, a pocas fechas de que se cierre el plazo límite de inscripción no se ha cubierto el número mínimo de empresas que se consideran necesarias para poner en marcha la iniciativa. Alberto Millán hace un llamamiento a las compañías para que se animen a participar en una propuesta que está seguro de que dará rentabilidades a los asistentes. «La idea es llevarla luego a polígonos del Bierzo, y de otras zonas de la provincia, para poner en marcha una red de intercambio de negocio».

La escasa respuesta de las empresas se suma a la prácticamente nula colaboración de las administraciones e instituciones. A pesar de los muchos proyectos que continuamente se anuncian con líneas de ayudas para impulsar el desarrollo empresarial y la reactivación económica, Apepil no ha conseguido el más mínimo apoyo ni de la Junta de Castilla y León, de la Diputación o de los distintos ayuntamientos donde se asientan los polígonos. Apenas la colaboración de la Cámara de Comercio, en el envío de correspondencia a las empresas; y del consorcio del polígono industrial de León (del que forma parte el Ayuntamiento de la capital, entre otros), que se hará cargo de la recuperación del espacio exterior de los depósitos.

Una suma de circunstancias que pueden dar al traste finalmente con una iniciativa que permitiría recuperar un espacio auténticamente singular del polígono; y sobre todo impulsar la actividad económica leonesa.


VER NOTICIA EN WWW.DIARIODELEON.ES

COMPARTIR NOTICIA